Tierra de posibilidades infinitas

La exposición Fuera de este mundo llega de la mano y la mente del pintor MEXICANO Antonio Muñiz, quien mediante la técnica fumage presenta una serie de obras que prometen llevar al espectador hacia diversos mundos y DIMENSIONES, en donde las barreras desaparecen

Este mexicano nacido en Chihuahua, dejó su trayecto como arquitecto para adentrarse al mundo de las artes plásticas. Su nombre es Antonio Muñiz, quien nos habla en exclusiva sobre la inspiración para crear sus obras, proceso creativo y hacia dónde va su carrera; lo anterior, como antesala a su próxima exposición (abierta a partir del 17 de abril) en la Galería Oscar Román.

Tus obras tienen una clara influencia surrealista. ¿Quién crees que más ha influenciado tu arte? Uno de los artistas que más admiro es el chileno Roberto Matta, al ver sus mundos sentí una conexión muy profunda, inspirándome realmente a adentrarme en la pintura.

¿Nos podrías hablar del proceso creativo que sigues con cada una tus piezas? Comienzo tirando humo, un proceso orgánico que nunca sé a dónde me va llevar y, simplemente, me dejo guiar por el color. Lo más difícil de crear cada composición es que la obra evoluciona y siempre vas a descubrir algo nuevo.

¿Cuál crees que es el objetivo de crear obras tan abiertas a la interpretación? Quiero romper el pensamiento lineal y abrir al espectador a algo multidimensional. Me encanta cuando la gente juega con la obra y escuchar las historias que crean, eso me motiva mucho.

¿Nos podrías compartir y hablar sobre la inspi- ración detrás de “Fuera de este mundo”? Recuerdo que desde chico siempre me encantaba escaparme a estos espacios fuera de nuestra realidad, ahora, quiero compartirlos con los espectadores. En esta propuesta, diferentes mundos coexisten dentro de un mismo espacio y, a pesar de ser irregulares, conviven en armonía y respeto. Por eso le puse este nombre a la exposición: Fuera de este mundo.

¿Cuál es la pieza que consideras que tenga la mayor relevancia dentro de esta serie? La obra que se llama Free Spirited, un reflejo de mi personalidad y los cambios que he tenido que pasar. Desde mi pasado en la arquitectura, en donde el proceso era muy rígido, fue un reto romper este pensamiento y liberar mi creatividad.

Tu obra ahora está enfocada en pinturas, ¿pien- sas que eventualmente harás el salto a la escultura? Sí, me gustaría. Tengo algunas ideas de cómo iniciar, pero aún no he encontrado el material o técnica exacta para usar el humo. El reto que tengo ahorita es cómo traer algo tan espacial y etéreo a una escultura, ya que son dos mundos que chocan entre sí.